Biomagnetismo – Par Biomagnético

biomagn web

Es una técnica descubierta por el medico mexicano Dr. Isaac Goiz, en la cual se emplean imanes en puntos determinados del cuerpo, para eliminar virus, bacterias, hongos y parásitos, aliviando o curando de esta forma muchas enfermedades.

Según la teoría del Dr. Goiz, al poner los imanes en contacto con el cuerpo, la hemoglobina acelera su movimiento y el flujo sanguíneo arrastra los materiales que se encuentran adheridos a las paredes interiores de las venas y ocasionan presión arterial alta, por lo que disminuyen los depósitos de colesterol y calcio. Al activarse la circulación de sangre y de la linfa los nutrientes son transportados fácil y eficientemente a cada célula del cuerpo.

Las ondas magnéticas, al penetrar en la piel, los tejidos grasos y los huesos, activan el flujo energético por lo que vigorizan integralmente las funciones corporales y eliminan los desordenes corporales. En fin, las propiedades de las ondas magnéticas promueven un gran beneficio en la salud psicofísica.

En la práctica el biomagnetismo es altamente eficaz para eliminar virus, bacterias, hongos y parásitos y todas las enfermedades que de una forma u otras están relacionadas con la presencia de microorganismos patógenos; según el Dr. Goiz, hay muchas enfermedades clasificadas como autoinmunes o genéticas que sin embargo están relacionadas con la presencia de microorganismos patógenos en el organismo, como el cáncer, por ejemplo. También la artritis, la esclerosis, el diabetes, muchas enfermedades de la piel y la artrosis.

Como la mayoría de las terapias alternativas o energéticas, el Biomagnetismo es compatible con otras técnicas, como acupuntura, homeopatía, reflexología, fitoterapia, naturismo, etc., no es agresiva con el cuerpo del enfermo y además es muy agradable de recibir y relajante: el Biomagnetismo también puede combinarse con los tratamientos médicos convencionales.

Indicaciones

Cáncer
Diabetes
Artritis, artrosis y fibromialgia
Herpes
Migraña
Insomnio
Hipertensión
Infecciones por hongos, virus, bacterias y parásitos
Obesidad
SIDA
Pulmonía y otras infecciones pulmonares