masajesomos-logo

Masaje Somos®…Conciencia y Simplicidad

Masaje Somos® es un nuevo enfoque de trabajo corporal basado en el toque consciente, sencillo y directo, y que permite conectar con la potencia contenida en los tejidos y su capacidad de expresar movimiento; nos enseña que el organismo está constantemente animado por un movimiento intrínseco, formado por ciclos de expansión y contracción, llamado Pulso de Vida.  Por medio del  Masaje Somos® el terapeuta potencia la capacidad innata de conectar con este Pulso, escucharlo y re-alinearlo.

Masaje Somos® es un nuevo concepto de toque consciente y sencillo: es una forma de tacto aplicada al masaje y está basado en estiramientos y presiones en todo el cuerpo, aplicados al Pulso de Vida, la energía vital manifestada en los tejidos. Es decir que en lugar de tomar como referencia el “cuerpo”, te diriges hacia al Pulso de Vida, que aparece paulatinamente como si este fuera un río que discurre entre valles y montañas y que ha de llegar al mar…….

Hacer esto requiere solamente un cambio de consciencia y de actitud, aparcar el ego y escuchar: hacer esto y re-descubrir una forma de tocar profunda y “nuclear” es sencillo de aprender, es intuitivo y permite ser el catalizador de las fuerzas vitales del organismo.  Masaje Somos® emplea un ritmo muy lento, el ritmo del Pulso de Vida que se expande y contrae en ciclos de 20 a 30 segundos, imprimiendo energía y consciencia a los tejidos, que la reciben en forma dinámica, con movimientos cada vez más amplios; es una forma de diálogo con los tejidos mediado por las manos y la inteligencia celular.

Lo que hace  Masaje Somos® diferente de otros enfoques, es que se basa íntegramente en la manipulación del Pulso de Vida, una sutil pulsación de los tejidos de cuerpo, independiente de la respiración y el latido cardíaco y desconocida para la ciencia médica e incluso para otras terapias alternativas. El Pulso de Vida representa el fulcro que ordena y articula todo lo que el terapeuta ha de hacer, permitiéndole alcanzar el “núcleo” de la persona, su estado de salud inherente, facilitando el desbloqueo de las tensiones acumuladas en el sistema de las fascias y liberando la “memoria de los tejidos”, que es la información de estrés, lesiones, emociones y “corazas defensivas,  construidas en el tiempo que atrapa el pasado en el ahora.

Pulso de Vida: Esta es una manifestación primordial de la vida y de la inteligencia celular, como energía vital que late en el ser humano y aporta movimiento a todos los tejidos del cuerpo, músculos, huesos, articulaciones, órganos, vísceras y sistema nervioso.

Esta pulsación constituye un mecanismo básico y fundamental de la vida; mantiene la elasticidad de los tejidos, provoca un constante bombeo sobre los fluidos del cuerpo, como la sangre, la linfa, los humores y el líquido cefalorraquídeo (LCR), favorece el intercambio celular, mantiene el sistema nervioso central en óptimas condiciones y regula la energía vital que late en el cuerpo.

El Pulso de Vida se manifiesta en dos fases alternas de expansión y contracción, que interesan todo el organismo;

  • En una primera fase de expansión, la energía sube desde el sacro hasta la cabeza y los miembros, aumenta la tensión de las fascias en todo el cuerpo, al mismo tiempo que la carga bioélectrica de las células. Es una fase activa en la que el cuerpo va acumulando energía. En esta fase el cuerpo se endereza y los miembros realizan una rotación hacia fuera. Es como una ola a punto de romper en la playa….
  • En la fase de contracción, la energía retorna, como cuando la ola regresa al mar…. toda la tensión acumulada se libera y el cuerpo pasa progresivamente a un estado de mayor relajación, para retornar al punto neutro. Es una fase puramente pasiva, consecuencia de la anterior.

Consideraciones: Conectar-se, escuchar y realinear-se con el Pulso de Vida es fácil con un oportuno entrenamiento que desarrolle la sensibilidad necesaria y la actitud adecuada.  A lo largo de muchos años enseñando a personas de todas condiciones a percibir este movimiento, nunca he visto a nadie que no lo haya podido percibir. Personas diferentes perciben las mismas impresiones cuando trabajan un mismo sujeto, lo que confirma que no se trata de impresiones subjetivas, sino totalmente objetivas

Para los clientes: El cliente experimenta la percepción de un masaje físico, profundo, con contactos intensos, lentos, relajantes, haciéndolo ideal incluso para aquellas personas escépticas o no inclinadas a las terapias energéticas. Sin embargo cae en un estado de relajación tan, tan profundo que se hace evidente que no es solo un estado físico.

Masaje Somos® es profundamente relajante porqué habla el mismo lenguaje del cuerpo, y ese lenguaje no está escrito en ningún idioma conocido, ni está dibujado en los atlas de anatomía o en los libros de fisiología….. Masaje Somos® es una técnica, física y energética al mismo tiempo, re-conectando tú y tu cliente en un nivel superior, más allá de las “corazas” externas y las barreras entre el Yo y el Ser por medio del Pulso de Vida.

Masaje Somos® es, antes que nada, una invitación al cambio: un cambio en la forma de sentir y percibir la vida y la salud que no es otra cosa que la vida en su expresión natural.  Una invitación a la apertura, a dejarse llevar, a pensar que no somos nada y somos todo…de allí su nombre.

Como toque consciente y terapéutico es indicado para liberar la fuerza inherente del Pulso de Vida y elevar tu nivel energético y el del cliente: finalmente esto tiene varias consecuencias, como resolver bloqueos energéticos, contracturas musculares, eliminar patrones de memoria de los tejidos y liberar la carga del estrés. Se realiza constantemente en contacto con los ritmos más profundo y naturales del cuerpo y es muy relajante: de hecho, a pesar de realizarse con bastante presión, los clientes se quedan casi siempre profundamente relajados (en alfa).

Es indicado en problemas de hombros, lumbalgias, cervicalgias, estrés, problemas de columna, ciática, contracturas, dolor musculo-esquelético, cefaleas tensionales, problemas de rodillas y la mayoría de los problemas musculo-esqueléticos. Permite aliviar la “coraza” muscular que empleamos como medio de protección y representa un lastre corporal. Permite aliviar el dolor miofascial de forma inmediata y evitar la mayoría de las recaídas.

A quien se dirige el taller Masaje Somos®: terapeutas manuales (masajistas, osteópatas, terapeutas craneosacrales, quiroprácticos, fisioterapeutas, kinesiólogos), rehabilitadores, psicólogos, asistentes de geriatría, terapeutas ocupacionales y personas en general interesada en el masaje.